Desafio Joven logo

¿Cómo sabemos qué idea tiene el mayor potencial?



El pensamiento de querer ser una persona que trabaje en forma independiente con su propio proyecto, crea la necesidad de que quieras empezar tu propio emprendimiento. Al mismo tiempo empiezan a dar vueltas por la mente varias ideas, comienzas a proyectarlas en el futuro, de pronto aparece otra que crees que es mejor y luego otra; y así tienes muchos proyectos que quisieras realizar.

Debes decidirte por una para llevar a cabo y enfocarte en hacer crecer esa, pero no sabes cuál será la que más potencial tenga a futuro; la mejor estrategia que te recomiendo es por comenzar a descartar y para ello debes analizar en profundidad individualmente cada posible emprendimiento.

Desde nuestra experiencia con elMejorTrato te proponemos algunos ítems que debes tener en cuenta para que puedas conocer, seleccionar y efectuar aquella con el mayor potencial como negocio.

Brainstorming
Para comenzar conviene que hagas una “lluvia de ideas” apuntando las que tengas en mente por escrito, ordénalas en base a cual crees que te sientes más a gusto y mejor para llevarla a cabo. El paso siguiente es trabajar individualmente con cada idea desglosándola e ir analizando las cosas que necesitaras si decides emprenderla. Por ejemplo, Inversión necesaria, Gastos, ¿Necesitas empleado? ¿Qué tan grande es el mercado que tengo? ¿Necesito un local comercial? ¿Estoy preparado para dirigir algo como esto?

Esto te permitirá conocer los recursos que vayas a necesitar, cuáles tienes y podrás medir el trabajo que implicaría cada idea en caso de elegirla.

Realizable
Seguramente algunas de las ideas que pensaste son brillantes y ya comienzas a soñar con esta en el futuro, lo cual no está mal, pero conviene elegir aquella que resulte realizable para ti. Debes analizar tus capacidades, conocimientos, aptitudes y ver si estas a la altura de los negocios que imaginas; no es necesario que reúnas todas las condiciones, podemos decirte que antes de comenzar con nuestro sitio no conocíamos todo al respecto del ámbito de los negocios. Pero sí es importante que conozcas lo mínimo que requiere el proyecto, por ejemplo si decides iniciar a fabricar algún producto debes conocer la forma en que se hace, cuanto se vende (posibles canales de distribución), cuál es su mercado objetivo, etc.

Como hemos dicho anteriormente, no te asuste si no tienes todas las habilidades o conocimientos necesarios, verás que con el tiempo en el negocio irás adquiriéndolos y perfeccionándolos; pero sobre todas las cosas la actitud que pongas en el proyecto será lo que te conduzca a ser un emprendedor exitoso.

Alcance Global - Crecimiento
Otro punto, de gran importancia, que no puede ser pasado de largo a nuestro criterio, es el mercado potencial que tiene o va a tener la idea que designemos para comenzar a emprender como se puede ver en StartupChile (encubadora y aceleradora de emprendimientos para Latino América) o también Wayra. El mercado es el factor que permite a tu negocio crecer, ya que son quienes en definitiva van a consumir o no tu producto o servicio que ofrezcas, por ello es importante hacer un “alto” y observar si la idea tiene el mercado necesario para desarrollarse y sostenerse en el tiempo.

Tienes que comprender que cuanto más amplio sea el mercado que alcance el potencial negocio más crecimiento habrá, lo que traerá aparejado un mayor rédito económico del proyecto; tienes que encontrar aquella idea que tenga el potencial de alcanzar un mercado global rompiendo las barreras a nivel local. A modo de ejemplo nuestro sitio web, calculadora de seguros y préstamos online, vimos que el mercado no se limitaba solamente a Argentina, que personas de otros países podían comparar sus seguros regionales por medio de nuestro servicio y logramos instalarlo con éxito también en 4 países de Latinoamérica.

La variable de que un emprendimiento sea global también refiere, no solo al mercado, sino a que alguien desee invertir en tu proyecto, comprar tu idea o franquiciarla, e instalarla en otra ciudad, país o continente. Esto significa que lo que desarrolles también pueda ser implementado en otro punto geográfico, por otra persona, sin necesidad de trasladar nada, utilizando los recursos del lugar donde se instale, ganando nuevos mercado y alcanzando poco a poco el éxito soñado desde un comienzo. Podemos resumir en que este punto en una simple palabra: replicable.

Beneficio económico - Proyección
Esta variable no puede ser obviada ya que el hecho de pretender comenzar con un negocio propio, podemos traducirlo en querer obtener un buen margen de ganancias. Por ello también debes analizar las ideas en cuanto al rédito económico que te traerá cada una si las desarrollas, pero no siempre de la que más beneficios puedas sacar sea la que más crezca.

Analizar las ganancias implica no solo hacerlo en corto plazo, sino también en mediano y largo plazo; logrando así proyectar el crecimiento que tendrá el negocio en el tiempo. Es decir que puede haber una idea que rápidamente te de un retorno de dinero excelente pero que este proyecto no sea posible seguirlo en un futuro, sea desde un cambio en el hábito de consumo (PC a mundo Móvil) ó hasta un impedimiento legal.

Para lograr conocer el potencial de la idea que vas a convertir en negocio es necesario que tengas en cuenta los puntos mencionados anteriormente, pero desde nuestra experiencia ya hace unos años emprendiendo podemos decirte que las ideas de negocios también las potencia el propio fundador. La dedicación, trabajo y esfuerzo que inviertas en tu emprendimiento hará que este se potencie, crezca, y tome la senda del éxito; no basta con conformarse con conocer el potencial con el que ya viene la idea.

Debes aumentar la fortaleza del negocio día a día sin dudas lograrás esto enfocándote, sintiendo y comprometiéndote con el proyecto. El emprendedor no sólo debe saber observar la potencialidad de un pensamiento que tuvo, sino que una vez en marcha debe sacarle brillo, ir proyectándolo y dirigirlo hacia el lado del triunfo para lograr convertirlo en aquello que soñó desde un comienzo.

Ideas hay millones, emprendedores que realmente implementan muy pocos. No pierdas el tiempo pensando, invíertelo trabajando día y noche en tu proyecto. En mi opinión personal, la decisión acertada se basa en elegir exclusivamente aquella idea en la que de acá a 10 años ó más, te puedas ver proyectado trabajando con igual ó mayor grado de motivación que tienes hoy que estás recién por comenzar!.

Autor: Ing. Andrés Gonzalez Creador y Programador del sitio CalcularSegurosAuto.com en Argentina; junto a Mariano Squaiera Emprendedor y Estudiante Universidad Siglo 21.